Juanchaco y Ladrilleros, playas aisladas en el Pacífico colombiano

    Atardecer en la playa de Ladrilleros
No se me tiene que ir el año, aunque este blog sea atemporal, para empezar a hablar un poco de Colombia. Lo primero que hay que decir, casi como una respuesta a todos los que me advirtieron con un "tené cuidado" antes de viajar, es que en Colombia se puede viajar tranquilamente por tierra. Y no pasa nada.

Y eso, aunque suene raro, es algo que los colombianos repiten mucho. "No era igual hace unos 5 ó 6 años", explican. Es algo para destacar, de un país que internacionalmente tiene una mala imagen por sus décadas de conflictos armados, cuestión que los colombianos se empeñan por averiguar. "¿Y qué imagen tienen ustedes de nosotros?", suelen preguntar.

En este post vamos a dedicarnos a unas playas del Pacífico, ocultas para el visitante extranjero y muy conocidos por los caleños, los habitantes de Cali, la ciudad más grande del sur.

Juanchaco y Ladrilleros suenan juntas en las crónicas de viaje, con nombres tan raros como diferentes. Ninguna de ellas tiene entrada en Wikipedia, lo que suma mayor misterio a algo que no tiene demasiado de curioso.

Vamos al grano: no son destinos turísticos tradicionales, pero sí lo son para la gente del Valle del Cauca. Sobre todo, entre fines de diciembre y enero, y también en junio y julio, cuando las playas se llenan. "Puede haber entre 8 y 9 mil personas", dice Óscar, administrador de uno de los hotelitos de Ladrilleros. Es difícil creerle, porque cuesta pensar cómo en estos balnearios cada vez más "comidos" por el óceano, puede caber tanta gente.

Para hacer una descripción rápida. Se trata de dos playas -en rigor, Juanchaco sólo tiene muelle y un pequeño puerto- algo selváticas, con caminos de tierra sólo mejorados con grandes fragmentos de piedra, y en las unos pocos centenares de habitantes se dedican a recibir turistas, a pescar y servir mariscos, o a jugar a las cartas -al rummy- o al dominó, en algún "estadero". Casi no hay coches y la gente se mueve en moto o en tractores. Incluso, el visitante puede cruzarse con muchos paisanos moviéndose descalzos, especialmente si llueve, o en "chanclas" (ojotas).

Cuando llega la noche, la temperatura puede llegar a descender por debajo de los 20 grados, razón que para los lugareños es suficiente para ponerse una ruana arriba de las camisetas a fin de abrigarse. Ahí es cuando aparece el aguardiente para calmar el "frío".

¿Cómo llegar?. Si bien no es una isla, la ausencia de caminos hace que sólo se pueda llegar hasta Juanchaco partiendo en lancha desde la ciudad-puerto de Buenaventura. El viaje, muy movido y para el que se recomienda no comer antes, dura unos 40 minutos y su boleto sale $52.000 colombianos, algo así como 28 dólares, ida y vuelta. Para ir a Ladrilleros, a unos 5 minutos, se puede tomar un tractor por unos $2.000 colombianos (un poco más de un dólar) o una taxi-moto.

La otra forma de llegar es por el aeropuerto militar que hay en Juanchaco, aunque obviamente no es para turistas. Por las noches pueden escucharse helicópteros del Ejército sobrevolando costas y zonas selváticas. "Eso es lo que hacen con nuestros impuestos", bromea Óscar, y cuenta que en algún tiempo se rumoreaba de la existencia de grupos armados en la zona, aunque nunca nada pasó. Juanchaco y Ladrilleros son turísticos apenas hace unos 15 años.

Sí, como muchos colombianos, Óscar repite: "Antes, señor, era muy raro que alguien se animara a subir a un autobús para irse desde Buenaventura a Nariño. Nadie quería ir". Y la emprende contra las Farc, mientras espera el final de los comerciales para seguir viendo la novela en Caracol TV, un poco después de las 7 de la noche. 





 El "coco loco" se sirve con ron, aguardiente y whisky, y "una lata de leche condensada", como para "bajarlo" un poco. Y se puede tomar a las 11 de la mañana, claro. También se pueden probar la colada y el raspado, y algún helado. La playa suele crecer mucho durante el mediodía, cuando es marea alta, y casi llega a desaparecer.

En Juanchaco no hay coches y la gente se mueve a pie o en moto


Un párrafito aparte merece Buenaventura, una ciudad de unos 300 mil habitantes repartida en decenas de avenidas y calles destartaladas, cargada de motos y "busetas" (minivan), el puerto más grande de Colombia por el volumen de carga que mueve. Muy húmeda y calurosa, en Buenaventura el "mar" marrón recorta el horizonte con islotes tupidos de vegetación y enormes barcos que esperan ingresar al puerto.




  El faro de Buenaventura guía los barcos para mover el 60% de la carga que ingresa a Colombia

10 comentarios:

  1. hola te invitamos a que visites nuestro video en youtube sobre las instalaciones del hotel pacific blue en ladrilleros: http://www.youtube.com/watch?v=c_jyeC2fsl8

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post :D la verdad es que es muy bonito aunque es mejor si vas mas allá de las playas plenamente turísticas, a una hora a pie de ladrilleros se encuentra "la barra" que es una enorme playa muy aislada de todo y se siente mucho la tranquilidad, hay varias cabañas bastante humildes pero con todos los servicios para pasar la noche pero eso si, nunca hará falta la calidez de los lugareños. Es un destino desconocido incluso para la gran mayoría de colombianos por lo reciente que es y con respecto a la base militar "dicen por ahí" que es uno de esos asentamientos de los gringos que tanto les gusta entablar en otros países que para desechar basura radioactiva pero eso es solo un cuento, nadie nunca ha visto nada raro. jaja destino turístico completamente recomendado :D

    ResponderEliminar
  3. Andreszuno, gracias por tu comentario. Es cierto, la playa de La Barra es muy bonita, con palmeras y mucha soledad. Estuve por allí, pero las fotos no me gustaron: se puso muy nublado y hasta llovió un poco. Creo recordar que crece la marea por lo que puede irse desde Ladrilleros hasta La Barra caminando por la orilla del mar. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Los colombianos siempre están preguntando esas tonterías, ay ¿qué pensarán de nosotros? Pues que es el país más violento del continente y uno de los que tienen la mayor brecha social. Sin embargo, hau sitios bonitos como el que aparece en el blog. Lástima que el gobierno tenga tan abandonados estos lugares y ni siquiera desarrolla el turismo, es que ni para eso sirve. Bye.

    ResponderEliminar
  5. Eres colombiano Rubén? Mejora tu manera de decir las cosas, pues podrias ofendernos. De acuerdo, el gobierno es un asco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Rubén es un pendejo!
      PD: He conocido muchos extranjeros y piensan que Colombia es una chimba: anécdota: hay un bar en Cartagena que se llama Lokombia y lo atiende un peruano con chef argentina.
      PD2: Nunka le he preguntado a un Extranjero que piensa de nosotros, somos de lo mas querido que hay en américa latina.

      Eliminar
  6. HOla MIs amores, Gracias por amar a juanchaco y ladriilleros.
    Vamos en septeibmre y octubre a limpiar la playa con programas educativos ambientales y creativos para los ninos y toda la comunidad. asi las ballenas jorobadas tendran un lugar digno y limpio para tenre a sus crias todos los anios.
    si tienen imagenes del problema de basuras en juanchaco y ladrilleros, tambien informacion sobre el ecosistema ahi les agradeceria mucho.
    y si tienen motivacion y empeno para venir a ayudar en septeibmre y octubre a limpiar la playa y a educar a la gente tambien son bienvenidos
    rommy@acroyoga.org

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos, me parece agradable encontrar información sobre estos lugares de mi pacifico, es pertinente recordar que las comunidades que viven allí son hombres y mujeres deseosos de servir y contribuir al desarrollo de su tierra, por esta razón invito a aquellos que tienen proyectos de cuidado ambiental a compartirlos con ellos y desarrollarlos; soy consciente que esto no va a solucionar el abandono social, pero son actividades que hacen olvidar la realidad vivida.

    ResponderEliminar
  8. De acuerdo, se nota el abandono del Estado para con esta población, mi experiencia nada agradable y sumale a todo esto el paso del tigre 🐯 es tenaz, no lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  9. De acuerdo, se nota el abandono del Estado para con esta población, mi experiencia nada agradable y sumale a todo esto el paso del tigre 🐯 es tenaz, no lo recomiendo.

    ResponderEliminar